InternacionalesSalud

A pesar de las cifras, New York y 50 estados se preparan para la reapertura

Con la escalofriante cifra de casi 1.700.000 contagiados y 99.466 muertes, 50 estados en Estados Unidos entran paulatinamente a la normalidad.

Las autoridades y los ciudadanos temen con esta reaperura de los estados un nuevo brote de coronavirus.

El estado de New York, considerado el epicentro de esta crisis sanitaria y a pesar de seguir registrando más de 300 mil contagios y 30.000 muertes, se prepara para la reapertura y el camino hacia la “nueva normalidad”

El gobernador de New York, Andrew Como, anunció que se abrirán los comercios paulatinamente. Si bien comenzará una reapertura, hay que tener mucho cuidado ya que New York es la ciudad con más casos del país y del mundo y de ninguna forma pueden relajarse las medidas de aislamiento y seguridad, como por ejemplo la obligatoriedad de usar tapabocas.

El transporte público es una de las mayores preocupaciones del gobierno por la gran concentración de personas que provoca. El metro de New York, el medio de transporte más importante de la ciudad, continuará cerrado en el horario nocturno, entre la una y las 5 de la madrugada y se seguirán haciendo desinfecciones diarias en los vagones.

En otros estados y a pesar de las cifras y el miedo al contagio, se llenaron las playas. Con el fin de semana del Día de los caídos que marca el comienzo del verano, en Florida, Maryland, Georgia, Virginia e Indiana multitudes acudieron a las playas el pasado fin de semana y según las autoridades no todos cumplían el aislamiento y el uso del tapabocas.

En Nueva Jersey se abrieron las playas pero con estrictas medidas sanitarias como el uso de máscaras y el distanciamiento social. También se instalaron desinfectantes en los senderos peatonales y prohíben las grandes acumulaciones de personas.

A pesar de todas las precauciones, en otros estados como Carolina del norte y Washington, aumentaron los casos.

Pero sin dudas, la noticia que más llama la atención fue una fiesta organizada en una pileta en Missouri, en la que una multitud de asistentes se apiñaron en el Lago de los Ozarks, sin cumplir las medidas de aislamiento y restricciones establecidas. Se trataba de una fiesta de lanzamiento del verano en un bar pero sus dueños aseguraron que tomaron medidas de seguridad como tomar la temperatura y tener desinfectantes al alcance de todos. Si bien es difícil que el virus se propague en el agua, si puede contagiarse por la cercanía de las personas.

Todos estos casos llevan a preguntarse si esta reapertura fue muy prematura y la gente no está realmente concientizada para enfrentarla.

Etiquetas
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: