Deportes

El fútbol es un arte

Álvaro Gutiérrez: director técnico y músico 
Agustín Lucas: capitán de Miramar y escritor

Dos épocas y dos estilos diferentes. Álvaro Gutiérrez (39) hoy director técnico y Agustín Lucas (22) jugador de Miramar Misiones. Uno, amante de la música, toca la guitarra desde los 13 años y el otro, apegado a la escritura publicó su primer libro “No todos los dedos son prensiles”.

En la jornada de ayer, fueron reconocidos por la Asociación Athletis Cultural “Maurizzio di Tauro”, en el Ministerio de Turismo y Deporte. Esta Asociación está integrada por calificadas personalidades de distinta extracción y disciplinas y entiende que el deporte es cultura y en ese sentido, los futbolistas mencionados fueron elegidos para ser distinguidos.

Agustín escribe desde la escuela: “Siempre guardé las cosas. Mi primer poema fue para mi novia y hoy está en el libro, es como una conversación, un relato, llevado a poesía. El fútbol fue primero, porque empecé en el baby fútbol, la poesía se fue aprendiendo con el tiempo”. 

Para el capitán de Miramar: “N o hay que encasillarse en el fútbol, te ocupa tiempo pero también te sobra para hacer otras cosas. Todos tenemos algo para decir y hay que decirlo de la manera que salga. Del fútbol no escribo, pero te genera un montón de cosas que se pueden transmitir”. 

Editó su primer libro que “ha sido muy importante, porque le muestro a la gente lo que es muy mío. Después que las palabras están en el libro no se puede corregir y no se puede cambiar nada y uno está expuesto a que la gente lo critique, le guste o no. Es lindo tener otra mirada no solo la tuya”.

LA PASIÓN

A la hora de elegir entre la escritura o el fútbol no duda: “Me gusta jugar al fútbol, me dedico a ello, no a escribir. Aunque hacer las dos cosas se puede. No me considero ejemplo de nadie, pero con disciplina y ubicación se pueden hacer varias cosas. Es importante poder terminar el liceo, hacer una carrera. Hay futbolistas que le hacen una pregunta y no sabe qué responder y eso nos deja a todos mal parados, en una bolsa de ignorantes, y no es así. Hay gente capacitada”. 

Para Álvaro Gutiérrez también es muy importante. “Me encanta ver a los muchachos jóvenes así. Tienen que tener claro que los jugadores no solo están capacitados para jugar al fútbol sino que pueden hacer otras cosas. Hay gente que juega al fútbol que viene de una clase social alta, pero la mayoría son de una clase baja, y por ese motivo tienen que estudiar. No pueden ser los salvadores de la familia, el fútbol no es para toda la vida. A los que le va bien, bárbaro, pero a otros, no les queda nada después”. 

Para tocar la guitarra: “Hay que estar con buen ánimo, sino no se puede, sin embargo cuando me invitan a jugar un picadito, lo hago enseguida. Esa es la diferencia entre el fútbol y la música. Esa es la diferencia de la pregunta que le hacías a Agustín hace un rato. Yo toco desde los 13 años, pero nunca estudié solfeo, me gustaba que me enseñaran música. Aunque en las concentraciones llevaba la guitarra, tocaba solo para mí, no a todos les gusta mi estilo musical, que es el rock and roll. Hoy en día tenemos una banda y hemos tocado en boliches”. 

EL RECONOCIMIENTO

Para ambos la inteligencia es muy importante en el jugador de fútbol: “para poder rendir al máximo. Porque si sos físicamente bueno, igual llega un momento que si no tenés esa inteligencia para ser autocrítico, no sirve. El cerebro se utiliza para tomar decisiones dentro de la cancha”. 

El reconocimiento a Agustín: “Me sorprendió mucho, cuando me llamaron, fue grato. Un homenaje por lo que yo hago, es bueno. Es una oportunidad para hablar con mucha gente, para expresar lo que siento, es importante”. 

Para Álvaro, quizás el reconocimiento demoró más pero para él: “Me llena de orgullo, es un premio al deporte y a la cultura y es muy bueno. Hoy tenemos que velar por nuestra juventud, la calle está muy brava. Mis hijos juegan al fútbol, al basquetbol y también se dedican a la música. A los jóvenes, que no solo se queden con el fútbol como meta principal, que no lo descuiden y sean profesionales, pero que también hagan otro tipo de cosas, que se desarrollen por completo”.

DANIEL BALDI: Puntero de Cerro y autor de novelas

Su compromiso con Cerro imposibilitó que Daniel Baldi, el otro artista del fútbol, participara de la producción de Ultimas Noticias. El jugador albiceleste, que dedica parte de su tiempo a las “letras” y que también fuera distinguido ayer por la Asociación Athletis Cultural “Maurizzio di Tauro”, por su obra “La botella FC, ¡la 10 a la cancha!”, comenzó explicando que: “Siempre me gustó mucho leer y en el liceo comencé a escribir. Puedo llevar adelante las dos tareas sin problemas. Con el fútbol se pueden complementar bárbaro”. 

En cuanto a sus obras, Baldi narró que: “La botella… cuenta una historia de un club de baby fútbol y las vivencias de los gurises en la categoría de 9 años. 

Esta idea surgió en forma de protesta a cómo se está encarando el baby en nuestro país, pues se les exige ganar y ser campeones cuando en realidad deberían aprender técnica y fundamento y sobre todo divertirse jugando. 

Por eso el libro reúne niños que pierden sus partidos fin de semana tras fin de semana pero igual se sienten felices por el mero hecho de jugar a la pelota”.

Daniel Baldi editó hace 15 días, una nueva novela titulada “El desafío de la montaña”, que fuera su primera obra (escrita en 1997) y “que recién el año pasado la volví a abrir y la pude editar”.

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: