PolicialesPolíticaSalud

El vuelo de repatriados de AR trajo el cuerpo embalsamado de un muerto por corona virus

El pasado sábado se realizó un vuelo de Aerolíneas argentinas para repatriar 243 argentinos varados en Estados Unidos. En la bodega de este vuelo, llegó el féretro con el cadáver del empresario argentino Elías Masri de 91 años de edad y fallecido por coronavirus.

Este último detalle fue ocultado por los familiares para poder transportar el cuerpo. La documentación que probaba que el fallecido era portador del coronavirus fue ocultada y así el féretro pudo viajar en este vuelo organizado por la Cancillería argentina, hecho que nunca debería haber ocurrido ya que rige una prohibición de ingresar un cuerpo infectado con el virus.

Elías Masri, abogado y empresario argentino dueño del grupo Falcon Properties, Inc falleció el 7 de abril en su domicilio de Manhattan, víctima del Coronovirus. La familia decidió embalsamarlo e intentó repatriar el cuerpo el 9 de abril. Para eso contrató a la empresa Baires Fly para realizar el traslado en un vuelo privado. Cuando se produjo el intercambio de documentación y al enterarse del motivo del fallecimiento, el traslado quedó descartado.

A pesar de que ningún féretro con registro de un virus podría haber ingresado al país, el cuerpo de Elías Masri llegó a la Argentina en el vuelo de repatriados.

¿Quién es el responsable? ¿Cómo fue posible que un cadáver con COVID-19 entrara al país?

A la llegada del vuelo y al chequear la documentación, el personal de Sanidad de Fronteras de Ezeiza verificó que el certificado hablaba de una muerte natural, sin detallar que había sido víctima del coronavirus. Al ver que la documentación no estaba completa y comenzar a investigar, llegaron al primer pedido frustrado de repatriación del cuerpo, confirmando que el fallecimiento había sido por el virus.

El Ministerio de Salud formalizó una denuncia judicial en los tribunales federales de Lomas de Zamora y el cuerpo quedó aislado en Ezeiza.

Aerolíneas Argentinas, por su parte, manifestó que el pedido de repatriación se realizó a través del Consulado argentino de Nueva York y paralelamente comenzó una investigación interna con sus funcionarios de cargas de Miami.

El Ministerio de Salud declaró que se seguirá la investigación hasta sus ultimas consecuencias y manifestó también que no hay ninguna posibilidad de que el cuerpo haya podido circular el virus ya que se cumplió con el protocolo de traslado de féretros y fue aislado en los depósitos del aeropuerto.

La investigación busca esclarecer quienes fueron los responsables de subir el féretro al avión, sobre los cuales puede recaer el castigo de prisión de hasta 15 años de cárcel por propagar una enfermedad peligrosa y contagiosa a las personas.

Etiquetas
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: