InternacionalesSalud

Explosión en Beirut: ya hay 154 muertos y 5000 heridos

A tres días de la explosión en Beirut, 154 muertos y 5000 heridos reportan las autoridades libanesas. El pasado martes, una gran explosión en el puerto de Beirut conmocionó al mundo. Un depósito de material inflamable explotó y se están investigando las causas. Casi tres toneladas de nitrato de amonio se encontraban almacenadas sin vigilancia desde hacía 6 años en un depósito del puerto de la capital libanesa. El nitrato de amonio es una sal usada comúnmente como fertilizante. Cuando está combinado con algún combustible se puede convertir en una mezcla muy explosiva.

Hasta ahora, el balance de muertes por la explosión llega a los 154 fallecidos. A eso se suman 5.000 heridos de los cuales 120 están en estado crítico, según anunciaron las autoridades libanesas. Todavía hay muchos desaparecidos y las tareas de rescate aún continúan en busca de supervivientes en toda la zona afectada. En los alrededores, todos los edificios fueron destruidos y los cristales rotos llegaron a varios kilómetros de distancia. La potencia de la explosión equivalió a un 10 por ciento de la Bomba de Hiroshima.

La zona que rodea al puerto es una zona comercial, de muchos bares, tiendas y edificios de oficinas. Hoy todo parece el escenario de una guerra, es todo destrucción. Los sobrevivientes relatan lo ocurrido como un ciclón de cristales rotos y techos derrumbándose. Muchos lo comparan ya con el 11 S de los Estados Unidos.

El Ministerio de Salud hizo un llamamiento a todos los médicos a acercarse a los hospitales. Muchos de éstos se encuentran saturados y deben redirigir a los heridos. Al desastre sanitario de la explosión se suma la amenaza del coronavirus.

¿Cómo se provocó la explosión?

El nitrato de amonio que provocó la explosión se encontraba en el puerto desde hacía 6 años. El nitrato llegó en un barco de origen ruso con bandera de Moldavia que atracó en Beirut por problemas técnicos. El barco transportaba 2.750 toneladas que fueron confiscadas por las autoridades libanesas.

El presidente del Líbano, Michel Aoun, declaró que era inaceptable que hubiera 2.750 toneladas de nitrato de amonio sin protección y se está realizando una profunda investigación. Varias autoridades del puerto de Beitut están bajo prisión domiciliaria.

El Primer Ministro, Hassan Diab, afirmó que esta catástrofe se considera un verdadero desastre nacional y pidió ayuda internacional. “Hago un llamamiento a nuestros países amigos y hermanos para que apoyen al Líbano y a sanar nuestras heridas profundas”

El país declaró luto a partir del miércoles.

Etiquetas
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: