Política

Frente Amplio propone crear programas de empleo privado con subsidio estatal

OLESKER: RECUPERACIÓN ECONÓMICA ES VULNERABLE

El economista Daniel Olesker, asesor económico del Frente Amplio, propuso ayer la creación de un programa de empleos privados sustentados por subsidios del Estado, para enfrentar “la falta de empleo que involucra a más de 200 mil uruguayos”.
argumentó que esos subsidios se financiarían con “algunos puntos” del aumento de la recaudación, una mejor gestión de las empresas públicas, una redistribución del gasto público y la revisión de los contratos de obra. Sostuvo que el Estado “gasta dinerales” en este tipo de contratos, a los que calificó como “parte del clientelismo político”.
Durante una disertación realizada ayer en el Palacio Legislativo, en la que presentó el programa del “Equipo Coordinador Unidad y Economía y Financias de la Comisión Integrada de Programa EP-FA”, Olesker dijo que las empresas del Estado gastan 1.000 millones de dólares en rubros que no son salarios, intereses de la deuda, seguridad social e inversiones. “Tenemos una fuente muy importante de financiamiento”, argumentó.
El economista presentó cuatro programas para crear empleo, que apuntan al subsidio de empleos privados, a las inversiones en el área de la construcción, a la recuperación de unidades productivas en dificultades -que gerenciarían los trabajadores tras un estudio de viabilidad- y otorgamiento de microcréditos y asistencia técnica a las pequeñas y medianas empresas.

EL FIN DE LA RECESIÓN
Olesker dijo que hubo cuatro factores que posibilitaron el fin de la recesión: “La recomposición de la competitividad, un contexto favorable de la demanda externa, el crecimiento de la economía de la región -especialmente de Argentina- y el brutal abaratamiento de los costos nacionales, en particular los salarios, el precio de la tierra y ciertos insumos nacionales como las tarifas públicas. El país en dólares se abarató por la vía de la devaluación y de la reducción sostenida de salarios, entonces, se recupera parte de la rentabilidad de los sectores exportadores”.
Tras ese diagnóstico, el economista ironizó: “Poco tuvo que ver la política económica en el fin de la crisis, su único mérito fue bajar los salarios”.

CRECIMIENTO VULNERABLE
Olesker caracterizó el actual crecimiento económico como “vulnerable, concentrador y excluyente”. “Es vulnerable porque depende muy relevantemente de condiciones externas cuya perdurabilidad no está asegurada, como los precios internacionales. Es concentrador pues está basado casi exclusivamente en exportaciones y dentro de ellas de primera transformación, por ende de bajo valor agregado”. Anotó que solo el 8% de las empresas exporta.
Señaló que el crecimiento es “excluyente” porque “al ser exportador de primera transformación, su efecto sobre el empleo es muy bajo y por ende la baja de la tasa de desempleo tendrá un tope inferior, debajo del cual no seguirá cayendo y estará lejos de volver a los niveles previos a la crisis con tasas del orden de 9 o 10%”.
Olesker subrayó que “el empleo que se está creando en estas empresas -frigoríficos, arroceras, forestales- o vinculadas a la temporada turística -servicio doméstico, comercio, restaurantes- son de muy bajo nivel, con salarios que promedian entre 1.800 y 2.500 pesos, en condiciones de trabajo, horario, protección social y laboral muy precaria”.
Añadió que “esta exclusión laboral impide una dinamización del mercado interno, mucho más allá del efecto temporada y por ende si bien habrá un crecimiento del comercio interno, éste tendrá un techo”.
Olesker puso un signo de interrogación sobre el crecimiento en el año electoral “en el cual, funcione la máquina de crear dinero y se generan gastos públicos o mejoras de ingresos privados que actúen en la mejora de las perspectivas enunciadas”.

NO AVISORA MEJORA DEL CREDITO
Al referirse a la situación del sistema financiero, Daniel Olesker, sostuvo que “no se avizora una mejor situación en materia crediticia” debido a que el Banco de la República “está con el crédito paralizado” y el Nuevo Banco Comercial “no puede desarrollar una buena gestión crediticia”, porque “no tiene bien determinada la cuantía de sus recursos”.
Pronosticó que la gestión de cobranza del resto de la cartera –la que quede en los Fondos de Recuperación porque no la compra el NBC, “será privatizada. En buen romance, quien compre cartera de escaso valor podrá sacar de ella buen provecho, si ejecuta los bienes de los endeudados”.
Opinó que “el lento aumento en el stock de depósitos bancarios es buena noticia” porque “al menos no es dinero que se fugue del país. Sería mejor noticia si se tratara de incremento en los depósitos a plazo, que es lo que permite a los bancos su movilización hacia el crédito. Pero no es así. Las cifras aportadas indican claramente que el grueso son depósitos a la vista, indicador de que los depositantes recogieron la señal de que ese tipo de depósito gozaba de cierta garantía implícita”.
Según el economista del Frente Amplio, “esta situación mejoraría si se hubiesen empezado a dar los pasos para la constitución del seguro de depósitos, tal como lo marca la nueva ley de bancos”.

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: