Policiales

Interior investiga rotura a 30 patrulleros por boicot policial

EL MINISTRO BONOMI DENUNCIÓ QUE CASI UN TERCIO DE LOS
NUEVOS MÓVILES FUERON DAÑADOS EN MOTORES Y LUCES

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, investiga agresiones intencionales a cerca de 30 patrulleros nuevos de la Jefatura de Policía de Montevideo. La cartera prevé aplicar duras sanciones a los responsables ya que lo ve como boicot a la nueva reestructura policial.

Interior investiga rotura a 30  patrulleros por boicot policial
Móviles. Jefatura adquirió recientemente 90 nuevos patrulleros para sumar a la reestructura en la capital.

Según explicó el ministro del Interior Eduardo Bonomi a Ultimas Noticias, en las primeras semanas de enero se constataron fallas intencionales en los nuevos móviles adquiridos por la cartera, y “se están investigando a fondo”.

En el Ministerio consideran que es parte de la resistencia a la reestructura de la Jefatura, que se lleva a cabo desde fines de diciembre de 2011, lo que llevó a las autoridades ministeriales a una política de “mano dura”. Según explicó el director general de Secretaría, Charles Carrera, a Ultimas Noticias, “es un problema grave, iniciamos una investigación administrativa y vamos a ser inflexibles”.

La Jefatura cuenta con 150 patrulleros, de los cuales 90 fueron comprados recientemente. Los nuevos vehículos cuentan con doble GPS: el sistema de pantalla, que muestra un mapa de la zona donde patrullan, y el que controla el uso de combustible. 

Según Carrera, “se viene detectando una resistencia” a los cambios implementados. “Que un ciudadano llame a la seccional y le digan que no hay vehículo cuando se invirtieron cerca de U$S 3.000.000, lo vemos desde ese punto de vista”. Diversas quejas fueron recibidas a través del 0800 5000 en este sentido, así como se hicieron públicas por parte de víctimas, y el tema fue tocado durante la interpelación a Bonomi en el Parlamento, el pasado martes. 

Como adelantó Bonomi ayer a radio El Espectador, “hay gente que está cómoda con lo que está pasando”. Asimismo agregó: “Estamos haciendo cosas que no gustan y por eso la resistencia”.

Luego de fiscalizar, el Ministerio detectó las averías a nivel del motor o luces, entre otros, con claros signos de intencionalidad según aportaron fuentes de la investigación a Ultimas Noticias. Asimismo, se constató que mucho de los patrulleros viejos y nuevos llegaron a romperse por no tomar las medidas indicadas en tiempo y forma. 

Consultado al respecto, el portavoz de la Jefatura, José Luis Rondán, dijo a Ultimas Noticias que hasta el momento no han sido notificados de tal situación. Sin embargo, afirmó que hay cuatro patrulleros averiados como consecuencia de accidentes de tránsito, por los cuales se investiga la responsabilidad de los funcionarios que los conducían al momento del incidente. Mientras, hay “algunos” móviles averiados porque son “muy viejos” y por el uso que reciben.

Consultada sobre el descontento de funcionarios con la reestructura policial, la vocera de la Unión de Sindicatos Policiales del Uruguay (Usip), Patricia Rodríguez, dijo a Ultimas Noticias que “tienen que enfocar las investigaciones para arriba más que al personal de abajo”. La sindicalista refirió a que “la superioridad está descontenta porque se le corta la corrupción”. En tanto, aclaró que el personal subalterno no siente resistencia sobre la reestructura policial si son cambios positivos. Asimismo, expresó que los efectivos tienen incertidumbre sobre el contenido de la reestructura policial, y eso puede derivar en malentendidos.

CAMBIO DE TALLER

El Ministerio del Interior trabaja en un acuerdo con el Centro de Talleres Mecánicos de Automóviles (Ctma), a través del cual comenzarían a trabajar en la reparación de los patrulleros. La cartera cuenta hoy con el Complejo de Atención y Mantenimiento Automotriz (Cayma) aunque el objetivo es cerrarlo definitivamente, también como parte de la reestructura policial. 

Esta división históricamente fue centro de irregularidades detectadas por las auditorías internas, a través de boletas falsas, compras de repuestos u otros elementos para su reventa o reparación de vehículos particulares.

Fuentes policiales comentaron a Ultimas Noticias que actualmente los talleres del Cayma tienen alrededor de 40 patrulleros parados para ser reparados, y están entre tres o cuatro meses para ser devueltos, lo que perjudica el trabajo de las seccionales. La división cuenta con aproximadamente 200 funcionarios, por lo que se planea derivar a estos efectivos al trabajo de calle, al igual que se hizo con la Banda Policial y parte del Plantel de Perros. 

Por lo tanto, el acuerdo que se implementará con el Ctma implica que los patrulleros averiados sean reparados en un lapso no mayor a 24 horas. Asimismo, esta asociación cuanta con alrededor de 70 talleres en todo el departamento. Según el documento del convenio al que accedió Ultimas Noticias, el precio que se pagará al taller por los trabajos será de $ 731 y tendrá ajustes semestrales. 

Mientras, los locales que adhieran a este convenio, deberán cumplir con requisitos de equipamiento, mano de obra y electrónica.

Por otra parte, Carreras explicó que el Cayma “es un foco de complejidades”, así como el objetivo de reasignar la tarea de reparación de los vehículos es “obtener un servicio profesional y acorde”, ya que el Cayma no cuenta con equipamientos para reparar los vehículos con nuevas tecnologías.

RELOJES DESTRUIDOS A BALAZOS  
Y PIÑAZOS EN DOS COMISARÍAS

Las manifestaciones contra la reestructura de la Jefatura de Policía de Montevideo no se marcan sólo en la rotura de patrulleros. Meses atrás, tres comisarios fueron sancionados con la polémica orden 12, cuya derogación se negocia actualmente entre los sindicatos policiales y el Ministerio del Interior (MI), y que consiste en una sanción pecuniaria de 15 días, por lo que concurren a trabajar sin goce de sueldo. El motivo fue la detección de relojes biométricos rotos en las seccionales 19ª y 21ª de Montevideo, y otra de Canelones. Si bien continúa en curso la investigación para detectar quiénes fueron los responsables de romper los relojes, las sanciones en primera instancia fueron dispuestas al considerar que los comisarios eran encargados de controlar su correcto funcionamiento.

Fuentes de la investigación dijeron a Ultimas Noticias que uno de los relojes fue roto de un disparo, mientras que al otro le dieron un puñetazo. En tanto, al ser interrogados los comisarios sobre por qué no actuaron ante lo ocurrido y notificaron al ministerio para repararlo, dijeron que el control de los relojes no estaba al alcance de ellos.

Actualmente son 500 los relojes biométricos instalados en todo el país, que fueron instalados en forma progresiva desde la segunda mitad de 2011. Esto permite el control de aproximadamente 21.000 efectivos policiales de las seccionales de todo el país, lo que permite controlar el horario de entrada y salida de cada uno, así como su movilidad. Esto generó recelo en algunos funcionarios policiales ante el incremento de los controles en las tareas de los efectivos.

El nuevo sistema oficia como mecanismo de control con el que se implementa la compensación por presentismo, aplicada a todos los funcionarios de los diferentes grados. Con este mecanismo también se busca compensar la reducción de horas 222 que tuvieron los efectivos en 2011. Por lo tanto, la compensación ronda entre 3 % y 5 % del salario nominal y deben cumplir con más de 95% de las horas asignadas.

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: