Gente

Militares ven “amenaza” en extranjerización de la tierra

BONILLA ADVIRTIÓ AL PARLAMENTO QUE LOS RECURSOS NATURALES DEL PAÍS ESTÁN EN RIESGO

El jefe del Esmade, José Bonilla, advirtió en el Parlamento que la compra de tierras uruguayas por parte de extranjeros pone en riesgo los recursos naturales. El aumento de estos hechos fue considerado como “una amenaza relevante”.

El jefe del Estado Mayor de la Defensa (Esmade), general del aire José Bonilla, manifestó el lunes ante la Comisión de Defensa del Senado su preocupación ante las consecuencias que tendrá sobre los recursos naturales del país la compra de los campos por parte de extranjeros y empresas multinacionales. “Esto va a cambiar -y mucho- la política de Defensa nacional y luego, por supuesto, la política militar de Defensa”, señaló.

En tanto, el coronel Daniel Legnani, quien acompañó a Bonilla al Parlamento, sostuvo que “esto forma parte de la teoría realista de las relaciones internacionales pero, ¡si será una amenaza, que los réditos económicos de esas personas o actores no estatales multinacionales que compran esas tierras no quedan en el país, sino que van al exterior! ¡Si será una amenaza relevante!”, exclamó.

Ambos calificaron ante los legisladores como una “potencial amenaza” la explotación masiva de materia prima y la pérdida de recursos naturales. En ese sentido, aludieron al accionar de corporaciones multinacionales y de las Organizaciones no Gubernamentales (ONG) sobre la base de intereses trasnacionales.

Estas declaraciones fueron en respuesta al planteo realizado por el senador Carlos Gamou (Cap-L), quien consultó a la delegación del Esmade, encabezada por el general José Bonilla, sobre las “amenazas o vulnerabilidades” que advierte el Ministerio de Defensa ante la compra de tierras por parte de extranjeros.

“Estamos en condiciones de prevenir un ataque de ese tipo, que es lo más importante porque el día de mañana puede suceder que nos compren todo el territorio, que nos rodeen las fuentes de recursos naturales y entonces ¿qué hacemos?”, preguntó.

Ante este planteo, Bonilla subrayó que se están confeccionando diversos análisis de Inteligencia estratégica. “No hablamos solamente de la extensión o la compra de esos campos, sino también de lo que hace a los recursos que tenemos en nuestro país”, agregó.

Consideró que para lograr un trabajo “más acabado” se necesita contar con los análisis de los ministerios de Ganadería y Relaciones Exteriores. Sostuvo que hay que avanzar en cuanto “a la inteligencia estratégica para ver todas estas situaciones, más aun cuando los países vecinos -esto nos preocupa-  han pasado por ellas”.

En tanto, el coronel Legnani manifestó que desde el punto de vista de la geopolítica, en cuanto a la compra de tierras hay una premisa básica: “Si un país pequeño limita con uno más grande y vaya si tenemos un problema geopolítico, ya que limitamos con dos grandes países, la tendencia natural como premisa geopolítica es que el más grande, por distintos medios y factores de su poder, intenta incidir radicalmente para tomar a su cargo ese territorio con el cual limita”.

En cuanto a eso, afirmó que muchos países cometen el error de planificar solamente a corto plazo. Señalo que las naciones que siguen esa línea “solo pueden ver la mitad de la película, porque no son capaces de identificar amenazas que se pueden potenciar en el mediano y en el largo plazo. Muchas veces se requiere prepararse con antelación para poder atender esas amenazas que no se manifiestan en el corto plazo, pero sí se hacen presentes en el mediano y en el largo plazo”.

El tema de la extranjerización de la tierra constituye una importante preocupación para el gobierno. Pocos meses después de asumir el cargo, el presidente José Mujica conformó una comisión integrada por los senadores Enrique Rubio (VA), Ernesto Agazzi (MPP) y Jorge Saravia (E.609) para que trabajaran sobre una propuesta destinada a combatir el fenómeno.

Dado el distanciamiento del líder de Patria Grande del Frente Amplio (FA), su lugar en la comisión pasó a ser desempeñado por el diputado socialista Yerú Pardiñas. El grupo trabaja en una propuesta sobre la propiedad de la tierra que va más allá del proyecto tributario que maneja el Poder Ejecutivo.

En la misma línea de la advertencia que hicieron los militares por el problema de la frontera, consideran la necesidad de controlar la propiedad en una franja a determinar. La idea básica consiste en mantener la propiedad de quienes ya adquirieron propiedades en esa zona, sean extranjeros o uruguayos, pero impedir que se extienda el fenómeno a futuro.

Desde el Movimiento de Participación Popular (MPP) se ha dejado claro que la extranjerización constituye un tema fundamental para el sector y que habrá proyectos concretos destinados a solucionar el problema durante el segundo semestre.

En las próximas semanas, los Ministerios de Defensa y Ganadería iniciarán un censo agropecuario con ayuda del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), con el objetivo de determinar quiénes son los propietarios. La información servirá para determinar la carga tributaria correcta y para establecer cuánto campo está en manos extranjeras.

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: