Política

Ocho generales en actividad visitaron a ex represor preso

EL MINISTRO DE DEFENSA, LUIS ROSADILLA, SUGIRIÓ QUE LOS OFICIALES NO CONCURRAN A LAS CÁRCELES.

Varios oficiales en actividad visitaron ayer al coronel (r) Tranquilino Machado, procesado el martes por la muerte de Ramón Peré. Los ocho generales que asistieron conversaron principalmente sobre lo que consideran “falta de garantías judiciales”.

Ocho generales en actividad  visitaron a ex represor preso
Solidaridad. La concurrencia masiva de oficiales a ver un recluso constituye un hecho inédito.

Ocho generales en actividad visitaron ayer a la mañana, al coronel (r) Tranquilino Machado en el centro penitenciario de la Guardia de Coraceros para transmitirle su apoyo. Según dijeron fuentes militares a Ultimas Noticias, los oficiales asistieron para transmitirle su apoyo a Machado en el momento que atraviesa ante su “sorpresivo procesamiento”. Durante la visita, se dialogó sobre la falta de garantías que creen encontrar dentro de los procesos legales, la falta de confianza sobre la actuación de determinados jueces y la difícil realidad que atraviesa el ámbito militar en relación al tema Caducidad.

Por otra parte, también se mencionó la diferencia de posturas y criterios que hay entre los militares activos y retirados, frente a ciertos temas de gran sensibilidad como son los delitos cometidos durante el gobierno de facto. También preocupa a los altos mandos la “falta de objetividad” que “tienen ciertos jueces al emitir sus fallos lo que resta seguridad al indagado y no respeta sus derechos”, según expresaron asistentes al encuentro. 

En tanto, concluyeron también que estos hechos generan una “señal negativa” en las cadenas de mando, que es transmitida a los jóvenes que ingresan a formarse como oficiales y quienes ya están en carrera.

La visita constituye un hecho sin antecedentes, ya que no hubo asistencias colectivas como esta en los anteriores procesamientos de militares, incluso cuando el general en actividad Miguel Dalmao fue procesado y trasladado a Coraceros. Además, en 2010 el ministro de Defensa, Luis Rosadilla, sugirió a los militares en actividad, de forma oral y en el ámbito interno, que no realizaran visitas a los centros penitenciarios donde se encontraban recluidos los militares procesados por delitos cometidos durante la dictadura; según aportaron a este medio fuentes castrenses.

Por otra parte, estaba planificado que participaran también del encuentro los generales Juan Antonio Villagrán y Willy Purtscher, quienes no pudieron concurrir porque se encuentran en el interior del país.

El comandante en jefe del Ejército Nacional, Washington Rosales, no asistió a la visita lo que generó disconformidad en el grupo de generales por el distanciamiento que observan en él en cuanto a sus decisiones y posturas.

Los generales que asistieron pertenecían solamente al Ejército, el cual posee actualmente quince militares con este grado en todo el país.

El coronel Machado fue trasladado a la cárcel de Coraceros el pasado martes, y junto a Dalmao son los dos únicos militares que se encuentran recluidos allí. En tanto, no fue trasladado a Domingo Arena, donde se encuentran los militares que cometieron delitos en la dictadura, debido a que la cárcel está completa en su capacidad.

“SORPRESA” POR PROCESAMIENTO

El coronel retirado Tranquilino Machado fue procesado el martes por el juez penal de 3er Turno, Rubén Saravia, por el “homicidio especialmente agravado” del estudiante de veterinaria Ramón Peré. Según el auto de procesamiento, Machado dio muerte a Peré por motivos “fútiles, frívolos, ilógicos, absurdos, que implican una gran desproporción entre el motivo y la acción de matar”. El estudiante de veterinaria falleció de un disparo en la espalda en julio de 1973 en el marco de una manifestación contra el golpe de Estado donde se enfrentó con las fuerzas militares.

El hecho generó conmoción en el ámbito militar pues consideran que la decisión judicial constituyó una “venganza”, en tanto allegados a Machado confesaron a Ultimas Noticias que “se encuentra muy apenado con la situación y no puede entender cómo en una hora pasó de ser un feliz padre de familia a ser un presidiario”.

El coronel estudió abogacía en la Universidad de la República y se recibió en los años ’90. Cuando cometió el asesinato era alférez, por lo que su abogado defensor señaló que en la apelación que hará del fallo argumentará que estaba “en cumplimiento de la ley y bajo orden de un superior”. El abogado Miguel Langón dijo a Ultimas Noticias que también utilizará el argumento de la “legítima defensa”.

Por otra parte, la familia de Peré aseguró que no siente rencor hacia el militar sino “una sensación de que algo se cierra” aunque conservan el dolor por lo vivido estos años.

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: