CienciaCuriosidadesMedioambiente

Se descubre un cachorro lobo congelado de hace 18.000 años

El calentamiento global derrite los polos cada vez más rápido

No es la primera ni será la última vez que hablemos del calentamiento global en nuestras noticias. Hoy en día seguiremos explicando cómo afecta al planeta desde un ángulo muy específico, el cambio de temperatura en zonas heladas. El día de hoy nos basaremos en Rusia, donde se descubre un cachorro lobo congelado que data desde hace 18.000 años de antigüedad. ¿Su descubrimiento será un presagio o algo bueno?

Desde las últimas décadas sabemos que la temperatura general del planeta aumenta de manera paulatina pero segura. Esto implica que zonas que anteriormente siempre estaban congeladas ahora sean expuestas a temperaturas más cálidas. Zonas como el Polo Norte, el Polo Sur y los icebergs ahora se ven mucho más reducidas en general. Esto ocasiona que ciertos especímenes congelados se vean expuestos a la actualidad.

El calentamiento global del planeta genera un pesar sobre la conciencia de algunos activistas. Pero las voces de éstos se ven apagadas cuando la ciencia hace descubrimientos como cuando se descubre un cachorro lobo en Rusia. El descubrir un espécimen que se extinguió hace mucho tiempo llama mucho la atención, pero nos hace recordar que algo malo está sucediendo.

Se descubre un cachorro lobo congelado de hace 18.000 años
Imagen comparativa de los especímenes de lobo actual y el lobo prehistórico.
Cortesía de Quora.

Quora.com

Se descubre un cachorro lobo. ¿Presagio de buena o mala suerte?

Como mencionamos anteriormente, algo interesante del calentamiento global es que trae a la luz actual nuevos especímenes. Tal es el caso de cuando se descubre un cachorro lobo de hace 18.000 años prácticamente intacto. El cuerpo del cachorro se llevó a los laboratorios más cercanos para poder investigar exactamente a qué era pertenecía y cómo llegó ahí.

Lo impresionante de cuando se descubre un cachorro lobo en Rusia es que el cuerpo estaba prácticamente intacto. A pesar de la edad que se le descubrió, el cuerpo estaba vulgarmente dicho “fresco”, teniendo pocos rastros de descomposición. Partes del cachorro importantes tales como sus dientes, su nariz y patas aún estaban intactas, como si hubiera muerto hace horas.

Por mucho que el descubrimiento de un cachorro lobo de hace 18.000 años pueda parecer interesante, hay un trasfondo peligroso. El hecho de que nuevos especímenes salgan a la luz significa que la temperatura promedio del planeta está aumentando intensamente. Podríamos encontrarnos con muchos aspectos interesantes, pero ¿hasta dónde podría llegar este hecho?

Como parte de las noticias adheridas al calentamiento global tenemos otra involucrando un incendio. Así como las zonas heladas se derriten, las zonas ya calientes se encienden en fuego, tal es el caso de un incendio incontrolable en California. ¿Serán todos estos factores a tomar en cuenta?

Etiquetas
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: