Economía

Turistas de cruceros gastaron U$S 17.500.000

HOY LLEGA LA ÚLTIMA NAVE DE LUJO DE LA TEMPORADA

La temporada de cruceros en el Puerto de Montevideo culmina hoy con el arribo del “Delphin Renaissance”. Desde noviembre, llegaron al país 70.000 turistas a bordo de 65 naves de lujo. Cada uno gastó aproximadamente U$S 250, totalizando U$S 17.500.000.
El “Delphin Renaissance”, que también recalará en el puerto de Punta del Este, será el último crucero de una temporada calificada como “exitosa” por las autoridades ministeriales. Se trata de un lujoso barco de aproximadamente 180 metros de eslora y 5,80 de calado con capacidad para 716 pasajeros y 309 tripulantes. 
Sus más de 300 cabinas poseen televisor, sofá, cama, teléfono, ropero y baño, y más del 70% cuenta con balcón. Se trata de una verdadera ciudad flotante con discoteca, servicios de Internet, tiendas, salón de belleza, casino, restaurantes, bares y distintos lugares de esparcimiento.
Fue construido en el año 2000 en el astillero francés de Chantier de l’Atlantic. Procedente del puerto de Santos (Brasil) se dirigirá posteriormente a Buenos Aires y luego a Punta del Este, permaneciendo en Montevideo solamente siete horas.
Está previsto que a las 18:30 horas la Banda Musical de la Armada realice una actuación a modo de cierre de la actividad por este año.
El ministro de Turismo, Pedro Bordaberry, aspira que en la temporada 2004-2005 se incremente el número de naves de lujo que arriben a Montevideo, Punta del Este y Colonia, obteniendo de esta manera la llegada de un público europeo y estadounidense de alto poder adquisitivo.
“Ya en la presente temporada se logró un incremento cercano al 15% respecto a 2003, pero pretendemos que este tipo de turismo aumente aún más”, indicó Bordaberry a Últimas Noticias. Con este objetivo, el ministro viajará junto a representantes de la Administración Nacional de Puertos a la feria de cruceros de Miami, donde se concretan todos los paquetes.
En el próximo año se continuará la coordinación interinstitucional con organismos públicos y operadores privados, “lo que ha garantizado una gran satisfacción del cliente”.
Según estimaciones del Ministerio, cada turista de crucero gasta en promedio U$S 250 durante su breve estadía.

POCOS INCIDENTES
Mientras un 70% de los turistas que llega a bordo de los lujosos cruceros compra tours para pasar su único día en el país en estancias, Punta del Este o Piriápolis, el 30% restante opta por conocer Montevideo.
Aquellos que eligen hacer el paseo a pie, cuentan con un trayecto señalizado en base al interés turístico-histórico-cultural y los aspectos de seguridad. En este último punto, las autoridades se encuentran muy conformes con el papel desempeñado por la Policía Turística ya que se registraron escasos incidentes con los visitantes extranjeros. 
“Solamente hubo ocho incidentes menores con descuidistas que fueron totalmente aclarados y devueltas las pertenencias a sus propietarios”, enfatizó Bordaberry.
Este tipo de turismo, según los expertos, no compite con el tradicional de sol y playa, sino que lo complementa. Su característica saliente es que tampoco tiene competencia regional, sino que, como los clientes vienen de fuera de la región, por lo general visitan más de un país. 
No obstante, los países más favorecidos son donde se inicia el recorrido o realiza un cambio de dirección. “Lo que Uruguay debiera lograr es que ese proceso lo hiciesen aquí, pues los pasajeros tendrían que dormir una noche en el país, y de esa manera consumirían más”, comentó un operador hotelero. 
Hasta ahora lo que sucede es que los barcos recalan en Montevideo por unas horas para luego partir en la misma jornada hacia otro destino.

CUEROS Y ANTIGÜEDADES

Cada vez que llega un crucero a Montevideo de los visitantes son recibidos por una numerosa flota de camionetas, ávidos de atraer la atención de los extranjeros para que se acerquen hasta sus comercios. 
Los artículos y prendas de cueros son los que tienen mayor aceptación por parte de los turistas, pero también obtienen importantes ventas las casas de antigüedades, artesanías y piedras semipreciosas. Los comercios ubicados en Ciudad Vieja son los que captan más turistas de cruceros, así como los puestos callejeros instalados en el inicio de la avenida 18 de Julio.
Otro de los puntos de interés para quienes deciden permanecer en Montevideo es la feria de la Plaza Matriz, en cuyos puestos se encuentran especialmente antigüedades y joyas, y el local de HechoAcá en la sede del Ministerio de Turismo. 
También se han visto favorecidos por este tipo de público las galerías de arte y negocios de productos típicos que desde el año pasado han comenzado a colmar la calle Pérez Castellano.
Asimismo, los cruceristas aprovechan para comprar artículos de uso diario y efectuar llamadas telefónicas.

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: