Deportes

Un animal anda en Rutas

JORGE SOTO, CON FUERZA SIN IGUAL, GANÓ Y LIDERA

El salteño Jorge Soto ganó la segunda etapa de Rutas de América que culminó en Melo tras 150 km, después de ser el protagonista absoluto de la etapa. Con una fuerza sin igual, supo atacar durante todo el recorrido y estiró las filas. Ganó y es el nuevo malla.

Un animal anda en Rutas
IMPARABLE. Así estuvo Jorge Soto durante toda la mañana en la segunda etapa de Rutas.

Jorge Soto está en su mejor momento. El último ganador de la ronda uruguaya de carnaval, ayer lo demostró. Sacó fuerzas, pundonor y potencia y se lanzó al ataque para rematar con triunfo en la plaza melense.

El ritmo de carrera terminó por encima de los 46 km/h. A pesar del sinuoso camino por la ruta 8, la carrera por momentos tuvo un vértigo destacable. La disputa estaba planteada. Varios uruguayos salieron a la ofensiva para cerrar aun más el grupo con pretensiones de gloria. Lo previsto. Pasando Treinta y Tres comenzaba la carrera. Escalera cerrada, músculos tensos y fuerza depositada en las palancas para imponer el ritmo que permitiera hacer el cernidor. El promedio de marcha ascendió a los 65 km/h y los gruidos se fueron disgregando en la ruta 8.

Dentro del pelotón de cabeza se acomodaba el malla blanca Mike Olheiser, quien siempre estuvo secundado por sus compañeros Grajales, Mancebo y Beyer. El Brou Flores lanzó el ataque junto al Amanecer, Alas Rojas y el resto de los principales equipos. La tarea era desgastar al líder y acotar la definición de Rutas de América a un grupo más reducido.

Los 127 que quedaron en carrera tras la etapa a Minas encontraron el viento en, ciertos tramos, de frente y, en el resto, cruzado y casi de cola. Esto alimentó la táctica de algunos equipos de atacar y contraatacar permanentemente.

A los 50 km de la etapa, el grupo mayor estaba partido y compuesto por los principales protagonistas. Pero Melo estaba aún lejos. Y la guerra continuaba, con gladiadores enfrentados en pleno asfalto.

Soto estuvo imparable. Pero hay que resaltar a otros que también pusieron la cuota de espectáculo: Tagliabúe y Defino del Villa Teresa, Pías y Tardáguila, del Amanecer; Mascarañas y Presa del Alas Rojas, entre otros.

Y el peso lo llevó el Brou Flores de Soto y compañía. Tuvo a Maldonado, Yanes, Medici y Richard en gran tarea ofensiva. Al acercarse a Melo, el grupo principal se había desperdigado en la ruta y los que encabezaban perdían unidades o se cortaban cada tanto.

Finalmente fueron cinco los que llegaron a la definición. Soto, Pablo Pintos, Alan Presa, Chad Bayer y Mancebo sacaron diferencia a falta de 20 km. Soto emprendió el embate final con real potencia. Increíble después de todo lo que había trabajado en la mañana. Superó al estadounidense Beyer y desde hoy ascendió a la cima de la general.

Soto anda y anda. Bien definido por alguien: es un animal.

DOBLE ALEGRÍA

En esta jornada se cumplirá la tercera etapa que se largará desde Pueblo Trigo hasta Tacuarembó. Con Jorge Soto como líder de la general y con ansias de repetir el plato del año pasado, cuando en la contrarreloj en Trinidad se apoderó de la malla que conservó hasta Montevideo. “Es una alegría doble. Por la etapa y por la malla. Debo recordar el esfuerzo de los compañeros de equipo que hicieron un gran trabajo”, dijo Soto a Ultimas Noticias mientras se refrescaba, esperando su malla blanca en la plaza melense. Una cantidad de gente le solicitaba una foto o alguno de los tantos obsequios que se llevó por haber ganado la etapa. Claro, el mejor premio estaba en el torso: la casaca de líder. “Habrá que lucharla al máximo hacia Tacuarembó. Esa será otra etapa dura”, concluyó.

Quien también se mostraba satisfecho y no para menos, era el joven arachán Alan Presa. Este es uno de los grandes valores que tiene el ciclismo uruguayo en el horizonte. Corre por Alas Rojas de Santa Lucía y está en un excelente nivel. Corrió este año la segunda Vuelta de Chile consecutiva y será uno de las promesas sub 23 en los próximos Panamericanos que se corren en Mar del Plata en el mes de marzo. Al buen momento de Presa, debe agregarse otra promesa, Ignacio Maldonado, que hace unos años ya ha mostrado su valor. El joven olimareño es entrenado por el profesor Oscar Pereira, quien desde sus comienzos ha estado ligado a la preparación y del actual defensor del Brou Flores.

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: