InternacionalesSalud

Vacuna rusa: Argentina comprará 25 millones de dosis

Argentina: el gobierno confirmó que comprará 25 millones de dosis de la vacuna rusa Sputnik V. El presidente argentino Alberto Fernández anunció en declaración a la prensa que las primeras 10 millones de dosis llegarían en el mes de diciembre. Calculan que el resto de las vacunas llegarán los primeros días de enero.

De las 165 vacunas que se están desarrollando en el mundo, Sputnik V fue la primera registrada contra el coronavirus en el 2020. La vacuna desarrollada en Rusia está basada en vectores adenovirales y fue patentada por el Ministerio de Salud de la Federación rusa el 11 de agosto de este año.

Fue bautizada con el nombre de Sputnik V haciendo alusión al lanzamiento al espacio del primer satélite por la Unión Soviética en 1957. Este hecho marcó un hito en la investigación espacial en el mundo.

La vacuna rusa desarrollada por el Centro de investigaciones epidemiológicas y microbiología Gamaleya, está aún en fase tres de ensayos en pacientes. Rusia ya la está utilizando en el personal de la salud y planea la preclasificación de su vacuna ante la Organización Mundial de la Salud (OMS). Esto es un paso clave para poder distribuir la vacuna en el mundo.

Según los informes rusos, la vacuna Sputnik V demostró alta respuesta inmune en adultos sanos en las fases I y II de su desarrollo.

Argentina está en tratativas para comprar la vacuna rusa y el objetivo es conseguir las dosis lo antes posible para evitar que en Argentina se dé un rebrote después del verano, como pasó en Europa.

¿Cómo funciona la vacuna Sputnik V?

La vacuna Sputnik V se basa en el vector de adenovirus, que normalmente causa infecciones virales respiratorias. Un vector es un virus que carece del gen para su reproducción y que se utiliza para transportar material genético de otro virus, contra el que se está vacunando, a una célula.

En cada vector se inserta un gen que codifica la proteína S de las espinas que forman la corona que le dio el nombre al coronavirus. En la primera vacunación, el vector con un gen que codifica la proteína S entra en la célula. El cuerpo sintetiza la proteína S en respuesta y se comienza a generar la inmunidad.

La segunda vacunación se repite a los 21 días. Esta vacuna está basada en otro vector adenoviral desconocido para el organismo que estimula la respuesta inmunitaria y proporciona inmunidad a largo plazo.

El uso de dos vectores es una tecnología única utilizada por el Centro Gamaleya de Moscú, lo que la distingue de todas las que se están desarrollando en el mundo.

Etiquetas
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: