Política

Murieron 51 niños más en un año a causa de la crisis, reveló Bonilla

URUGUAY ES UNO DE LOS PAÍSES QUE MÁS GASTA EN SALUD Y DE LOS QUE MENOS LOGROS OBTIENE

Citando cifras preliminares, el ministro de Salud Pública, Conrado Bonilla, dijo que en el último año se registraron 750 casos de mortalidad infantil en 
todo el país, lo cual indica que fallecieron 51 niños más que el año pasado, aun cuando hubo 1.415 nacimientos menos. El secretario de Estado informó que, a nivel mundial, Uruguay es uno de los países que más gasta en Salud (11% del PBI), aunque se coloca en el puesto 56° en cuanto a logros obtenidos.
Para Bonilla, la mortalidad infantil es una tasa específica de gran valor como indicador sanitario, que refleja las condiciones socioeconómicas del país.
“No nos cabe la duda de que la crisis castigó duro. Y castiga donde castigan todas las crisis: en los sectores más vulnerables de la población. Es muy probable que algunos de estos desdichados casos se puedan explicar, pero no todos; ni siquiera sabemos cuántos aproximadamente”, declaró ayer el secretario, al participar como orador del almuerzo mensual de la Asociación de Dirigentes de Marketing (ADM).
Sin embargo, Bonilla consideraque no es conveniente analizar las tasas de forma anual y aislada, pues “una muerte más en un departamento como Flores, puede hacer variar la tasa local en un 50 %”.
“Lo recomendable es ver si seguimos dentro del rango y cuál es la tendencia en períodos más largos, como por ejemplo en trienios”, agregó. De esta forma, explicó el ministro, la tasa de mortalidad infantil se sostiene en 14,1%.
Dijo que de todos modos no aumentó la mortalidad fetal (y tampoco la diarrea infantil), lo cual consideró “curioso”, por tratarse de niños que provenían de madres carenciadas.

RELACIÓN DE GASTO Y LOGROS 
Bonilla mencionó otros indicadores “claves” del sistema, como la evolución de la esperanza de vida al nacer, que se encuentra -dijo- en un “ascenso paulatino”. En este sentido, mostró cifras que sitúan a nuestro país en el cuarto lugar en Latinoamérica, después de Costa Rica, Cuba y Chile
Destacó que Uruguay es uno de los países que más gasta en Salud (11% del PBI ocupando el tercer lugar en el mundo), pero se encuentra en el puesto N° 56 en cuanto a logros obtenidos.
“Uruguay tiene una expectativa de vida saludable, de 66,2 años. Estamos muy cerca de Cuba, Chile y Costa Rica, pero lejos de España (que se posiciona primero y gasta el 7,4 del Producto Bruto Interno).
Informó que dentro del gasto del 11% del PBI, el sector público gasta el 20 %, dando cobertura al 53% de la población. En tanto, el sector privado gasta el 80% de la cifra inicial, ofreciendo cobertura al 47% de la población.
“Nuestro gasto promedio anual per cápita es de 430 dólares, pero el sector público gasta nada más que U$S 100”, agregó.

HOSPITALES Y DESCENTRALIZACIÓN
Bonilla dijo que existen diferencias claras en la calidad de las prestaciones, si bien muchas “veces los médicos son los mismos en el ámbito privado que en el público”.
Indicó que los hospitales uruguayos “están sustancialmente mejor que antes”, pero que “aún les falta mucho” por mejorar. “No hay uno solo de los 64 hospitales del país que no tengan un equipo gerencial completo, con director, subdirector y contador gerente financiero, como corresponde. Todos estos equipos han realizado cursos de capacitación y han firmado convenios de gestión con el Ministerio a los efectos de saber a qué se comprometen en sus resultados durante el año. Todos tienen los equipos informáticos imprescindibles, todos están en red, manejan y conocen sus créditos. Esto se ha logrado en pocos años, y cada año el progreso acumulativo es mayor”, declaró.
Sin embargo, advirtió que los centros asistenciales aún están desconcentrados. “Está demostrado en el mundo entero que cuando se logra descentralizarlos adecuadamente, son más eficientes y mejoran la calidad general”. 

LA REALIDAD DEL MUTUALISMO
El ministro considera que el mutualismo “está complicado”, pero “no está muerto”. 
“Sigue siendo un subsistema filosóficamente bien nacido, equitativo con sus afiliados”, sentenció.
“Comparado con el resto del mundo, el mutualismo no es un sistema caro. Lo que no debe perder es la solidaridad, porque es fundamento mismo de su financiamiento”, agregó Bonilla.
A su modo de ver, el mutualismo debe adaptarse al gerenciamiento moderno y profesionalizado, para alcanzar solidez empresarial.
“Cuando hablo de esto estoy hablando de informatizar la gestión, lo cual, desgraciadamente, no ocurre en la mayoría, así como capacitar a los jefes de servicio, porque es la microgestión la que cambia la conducta y el modo de ser de los médicos. Si no se llega a eso, no se llega a nada. Hay que manejarse con presupuesto por servicio, porque la clínica y la asistencia médica también se gerencian”, declaró.
En otro orden, dijo que las instituciones que cerraron “se autodestruyeron” o llegaron un grado de desintegración directriz. “No las mató la competencia, ni el valor de la cuota, ni el que se les fueran los socios de Disse, se destruyeron desde adentro”, aseveró.

DOS MIL RETORNOS POR MES AL SISTEMA MUTUAL
El ministro dijo que el mutualismo está captando cerca de 2.000 nuevos socios por mes y que no se vislumbra el cierre de ninguna otra institución. 
“Pudieron pasar sus deudas a largo plazo y con la operativa actual pueden dar cumplimento a todas sus obligaciones. Todas están ajustando sus egresos, organizándose mejor. No vislumbramos nuevas caídas, y eso sin perjuicio de que por supuesto va a haber que sortear dificultades”.
“El fideicomiso fue una gran herramienta. El aumento de cuota de diciembre pasado y lo que aportaron las propias instituciones y el Estado, permitió la financiación de este fideicomiso y marcó un jalón en pro de la solidaridad del sistema”.

MOVILIDAD A LOS SOCIOS PARA CAMBIOS VIA DISSE
Bonilla anunció que en pocos meses, no más allá de fin de año, se irá dejando progresivamente sin efecto el decreto de 2000 que impide a los socios mutuales, a través de Disse, cambiar de institución. 
Subrayó que la prohibición se extendió más del tiempo previsto para evitar el cierre de varias mutualistas. “Empezamos a ver que si abríamos la portera de Disse, por lo menos cinco instituciones caían en Montevideo. En total sumaban 110.000 afiliados y 5.500 funcionarios”. 

“El peso de la asistencia médica representa en el
país menos del 10 % de la salud de la población” 

Bonilla expuso que las asistencia médica es fundamental para cualquier país, pero que representa menos del 10 % de la salud de la población, pues tiene un mayor “peso” el acceso al agua potable y la energía eléctrica, la urbanización, la disposición de las aguas servidas, la alfabetización o la distribución de la renta. 
“Eso hace el otro 90% de nuestra expectativa de vida. Así que los que estamos en la asistencia médica, tenemos que ser un poco más modestos cuando queremos hablar o presumir”, destacó.
Con los problemas que tiene nuestro país, Uruguay se encuentra bien posicionado en el ámbito latinoamericano, habiendo eliminado enfermedades que antes causaban estragos entre la población y que existen en nuestros vecinos inmediatos. 
“Tenemos hantavirus, casos aislados. Y en el caso del sida, menos del 1% de la población general. Es una epidemia acotada que se nos ha disparado dentro de la población de riesgo”, subrayó.
El ministro dijo que se trabaja permanentemente con el Instituto Nacional de Alimentación (Inda), los centros Caif y la Intendencia Municipal de Montevideo. “Estamos priorizando las áreas más vulnerables para la vacunación y participando activamente en el Programa de Familia, Infancia y Adolescencia en Riesgo”, destacó.

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: